Algo de música

Loading...

sábado, 20 de noviembre de 2010

EL CINE: UNA VENTANA DE SOLIDARIDAD PARA EL INMIGRANTE

El festival anual de cine de la organización Human Rights Watch, que se organizará por primera vez en San Diego del 18 al 25 de septiembre, estará dedicado a presentar historias de inmigrantes alrededor del mundo, entre ellas de hispanos en EEUU.

El festival comenzará con la colección de 11 cortos "Jóvenes Produciendo el Cambio", creados por adolescentes de todo el mundo y que contará con la participación del filme "Quiero que Regresen mis Padres" creado por Cody Marshall y Aaron Turner, nativos de San Diego.

Enlace de esta película: "SIN NOMBRE" http://www.imdb.es/title/tt1127715/ 
Este filme hace la crónica de la familia Muñoz de San Diego, que a través de los ojos de tres niños nacidos en EEUU muestra los efectos causados por la deportación de sus padres, ilustrando también la forma en la que políticas de inmigración afectan profundamente la vida a escala local.

Marshall dijo hoy a Efe que el documental enfatiza la injusticia del sistema actual de inmigración que hace posibles redadas en las que violentamente se separa a familias, junto con las posibilidades de crear conciencia social ante este problema.

El joven realizador tiene experiencia propia respecto al sufrimiento de problemas sociales, pues su familia se mudó a San Diego hace cinco años luego de perder su vivienda.

Marshall, luego de pasar tiempo en albergues, ingresó a la Academia para las Artes y Ciencias Toussaint que sirve a jóvenes indigentes en San Diego, donde participó en un programa de jóvenes creadores que buscan encontrar remedio a injusticias sociales, proyecto con el que comenzó el documental sobre la familia Muñoz.

"Este documental también muestra cómo los indocumentados pueden también aprender a defender sus derechos civiles, por ejemplo entendiendo que no tienen porqué abrir la puerta si los oficiales no cuentan con una orden de cateo en el caso de redadas", indicó Marshall.

Para el realizador, que actualmente estudia sociología en la Universidad de California San Diego, desarrollar conciencia sobre la inmigración es tan importante como otros problemas sociales como la salud o la contaminación.

En general, Marshall dijo que su experiencia en escuela y viviendo en el albergue en el pasado le mostró que tanto jóvenes como adultos carecen de una conciencia social aguzada y que cuando ven injusticias su reacción principal es defender el estatus quo.

"Sin embargo, también he visto cambios en su conciencia, y creo que el cine junto con otras artes como la poesía o las artes plásticas permiten el desarrollo de una mayor conciencia social", señaló.

Las sedes permanentes del festival, que cuenta con 21 años de tradición, son Londres y Nueva York, y se ha presentado en cerca de 40 ciudades de todo el mundo, este año también en Toronto y Ottawa, en Canadá, además de Chicago.

Estos filmes, centrados en los derechos humanos de inmigrantes, de acuerdo a organizadores del festival buscan "crear un foro para que individuos con coraje a ambos lados de la cámara fortalezcan a las audiencias con el conocimiento de que el compromiso individual puede hacer una diferencia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario